Cristina Martínez: "Debemos poner coto al uso descontrolado y arbitrario de nuestros datos"

Hoy entrevistamos a una de las mayores expertas en regulación digital en nuestro país. Cristina Martínez Laburta es Co-fundadora de Mind The Law y de Smart Legal Tech, constituidas ambas con la misión de innovar y evolucionar la prestación de los servicios jurídicos. Cristina se confiesa entusiasta de la Identidad Digital Soberana y activista de la privacidad. Además de contar con una destacada trayectoria profesional al frente del Área Jurídica de grandes empresas como Acciona, SEPI, Deloitte y Bankinter, es profesora de Derecho Mercantil en la URJC.


¿Cuáles son, en tu opinión, los principales retos y oportunidades para el sector legal-tech en la próxima década?


Para mi, los grandes retos y oportunidades que tenemos los abogados en el medio/largo plazo son sin ningún género de dudas los proyectos dirigidos a protección de la privacidad de las personas.


Caminamos cada vez más hacia la conectividad permanente, ¿esto supone una pérdida de nuestra privacidad?

Total. Después de leer Datanomics de Paloma Llaneza y tomar conciencia de que vivimos inmersos en un auténtico Big Brother, le dije adiós a Facebook (no sin antes pedir mi informe de datos, cuyo contenido me impresionó) y a WhatsApp.


La protección de la privacidad es sin duda uno de los más importantes retos que se nos plantean en el medio/largo plazo, pero para ello es muy necesario que tomemos conciencia de que nuestros datos son la esencia de la industria 4.0 y que debemos empezar a poner coto a su uso descontrolado y arbitrario.


Sabemos que la inmensa mayoría de las aplicaciones de internet son gratuitas para el usuario, ¿cómo afecta este gancho en la privacidad de las personas?

Últimamente me he dedicado a leerme las condiciones de uso de ciertas aplicaciones de esas llamadas gratuitas, y resulta que la mayor parte de ellas te piden acceso a tus contactos, a la cámara o al micrófono de tu teléfono. Estoy convencida de que quienes autorizan ese acceso no tienen ni idea de que con él, están dando permiso al uso de tecnologías de reconocimiento facial en tiempo real, lo que permite detectar rasgos o expresiones faciales, a transmitir en vivo y en directo lo que se graba desde la cámara del dispositivo, a detectar si el usuario está solo o acompañado o a grabarte en cualquier momento que les parezca oportuno. Tremendo.

Recuerdo que no hace mucho Facebook implementó el reconocimiento facial como herramienta dirigida a buscarte en todas las fotos en las que apareces y no has sido etiquetado. Estoy convencida de que la mayor parte de los usuarios de esa plataforma de la que usted me habla no tiene ni idea de las implicaciones reales de esta herramienta de ayuda al usuario.


Se habla mucho de Blockchain dentro de diferentes sectores, ¿Cómo lo ves de necesario dentro de la protección de datos?


Blockchain podría resultar muy útil a través de la denominada Identidad Digital Soberana en Blockchain (Self-Sovereign Identity), pero creo que antes convendría salvar ciertos retos que plantea la cadena de bloques, como son su gobernanza o inmutabilidad real.


¿Te gusta la idea de que los usuarios tengamos una Identidad Digital Verificada, con el objetivo de que exista un control y seamos nosotros los que decidamos qué datos y cuándo entregarlos a las compañías?


No me puede gustar más. Mi carta a los Reyes Magos es que la tecnología nos permita la gestión individual real de nuestros datos y el control de la interacción con terceros que intervienen en su tratamiento, habilitando permisos específicos para su uso.


Es una idea sobre la que se habla mucho. Será el fin de la era de la jungla de los datos y el inicio de la era de la transparencia. El primero que lo ponga en marcha iniciará un camino sin retorno al que tendrán que adaptarse todos los agentes de manera irremediable. El último anuncio de Apple es premonitorio para mí.

Un servicio de UmanID S.L. © 2019-2020 All rights reserved.